El modelo de gestión participativa implementado por la Universidad Tecnológica de Pereira a los 32 acueductos comunitarios principales y siete secundarios permitió que los líderes de estos sistemas se fortalecieran en aspectos administrativos y técnicos.  El proyecto también incluyó mejoras en las infraestructuras con tecnología de bajo costo.  El proceso de apropiación incluyó procesos de capacitación y jornadas de trabajo colaborativo.  El conocimiento de las comunidades sobre la fuentes hídricas y las características geográficas en dónde los acueductos están ubicados fue fundamental.